Libros para practicar Inglés

Consejos para hablar en público

 

Para aprender inglés es necesario leer libros que nos ayuden a ganar vocabulario. Los docentes del idioma pueden sugerir algunos textos pero la idea es encontrar cuáles nos gustan.

 

Aprender inglés va más allá de ir a clase, tomar notas y hablarlo frente a los compañeros y el profesor.

 

Los idiomas se viven y por ello es necesario hacerlos parte de la rutina, convertirlos en una acción diaria que luego se haga natural, como respirar.

 

Una de esas actividades que ayudan en el aprendizaje y sobre todo, a agregar vocabulario nuevo a las frases en otro idioma, es leer.

 

Literatura clásica, cómics, audiolibros y demás son parte de las estrategias que ayudan a aprender un idioma, y en el caso de este artículo, el inglés.

 

Hablamos con docentes de la lengua de Shakespeare para que sugirieran textos para soltar la lengua y apoyarnos en el aprendizaje.

 

1. Audiolibros son buen apoyo

Para el docente y Academic Support del Centro Colombo Americano, Juan Carlos Ruiz, cuando se inicia en los niveles básicos de inglés, lo mejor son los audiolibros.

 

¿Por qué son buenos para los primeros niveles? Pues porque son adaptaciones, modificaciones de la literatura universal donde se escucha y también se lee, lo que ayuda no solo a aumentar el vocabulario sino a mejorar la pronunciación.

 

“Libros como Crimen y Castigo (Crime and Punishment) o Los Miserables (Les Miserables), entre otros son buenas opciones en audiolibros. Para chicos entre el nivel 1 al 4 o 5, es decir entre A1 y A2 del Marco Común Europeo”, explica el profe.

 

A sus estudiantes les indica que elijan el libro que prefieran, pues para gustos los colores, y no a todos les agradan los mismos tipos de historias. Agrega Juan Carlos que el hábito de la lectura no se impone, por ello lo mejor es encontrar esas historias que le llamen la atención para conectarlas al aprendizaje del inglés y no sucumbir en el intento.

 

2. Elegir libros que se leyeron en español

Otra de las recomendaciones para la lectura en inglés es tomar textos que ya se hayan leído en el español, por ejemplo, si en el colegio leyó El Principito, volverlo a leer en inglés ayuda a tener un contexto de lo que es la historia.

 

“El Principito (Le Petit Prince en francés, The Little Prince en inglés) lo recomendaría para niveles A2, ya que tiene un lenguaje muy simple”, indica el docente.

 

Usar el diccionario para atrapar aquellas palabras que no se sabe qué significan es buena idea, pero se hace engorroso estar mirando tantas veces. Por ello, la idea en niveles básicos es leer libros con una escritura sencilla.

 

3. Buscar qué historias le apasionan

Al encontrar ese tema del que gustan leer, habrán hecho un buen avance, ya que encontrarán de manera más fácil las opciones para aprender el idioma.

 

La licenciada en lenguas extranjeras, Yenny Chavarría, es creyente de ello pues cuando estudiaba en la universidad encontró en su gusto por la música, la escritura y la crítica social de Brian Warner (Marilyn Manson), la oportunidad de seguir aprendiendo de dos cosas que le agradan.

 

“The Long Hard Road Out of Hell es su autobiografía. Los libros biográficos me encarretaron en la lectura en inglés”, asegura Yenny.

 

La profesora también propone otro tipo de literatura, como el clásico estadounidense, El Guardián en el Centeno (The Catcher in the Rye) escrito por J.D. Salinger y publicado en 1951.

 

“Me parece que es bueno para familiarizarse con el inglés porque tiene una particular forma de escritura, como si un muchacho estuviera contando sus experiencias. Me parece que su lenguaje y expresiones son fáciles de digerir”, manifiesta la docente.

 

Es la vida de un preadolescente en muchas situaciones con las que posiblemente podríamos identificarnos.

 

4. Editoriales especializadas para enseñar

 

Existen colecciones específicas de varias editoriales que se dividen por edades, niveles de suficiencia, variando el número de palabras y la complejidad del lenguaje.

 

“La colección Pearson English Readers es una de ellas. Tienen clásicos de la literatura universal con el lenguaje adaptado según los diferentes niveles del Marco Común Europeo. Igual le digo a mis estudiantes: lean sobre lo que les guste”, explica el profesor José Salazar.

 

Textos tan recordados como el Dr. Jekyll y Mr. Hyde, escrito por Robert Louis Stevenson; Las Aventuras de Huckleberry Finn (The Adventures of Huckleberry Finn) de Mark Twain y Alicia en el País de las Maravillas (Alice in Wonderland) de Lewis Caroll son parte de la biblioteca de textos que tiene Pearsons para quienes desean aprender inglés.

 

Los profesores de inglés concuerdan en que es importante que la persona que esté aprendiendo el idioma no puede ver esa lectura como tarea sino como parte de su vida. Leer, reiteran los maestros, es una de las mejores fuentes para adquirir el vocabulario y hay que encontrar la motivación para hacerlo.

 

“Ojalá guiados por un profesor de inglés, para que en el primer nivel no elijan un libro de León Tolstói y se frustren porque no entienden. Que les apoyen para escoger”, concluye Juan Carlos.

 

Libros recomendados

Wheels go round
Autor: Rachel Wilson.
Un libro para familiarizar a los niños con el inglés. De la serie Pearson English Kids Readers.

 

Sherlock Holmes: short stories
Autor: Arthur Conan Doyle. Seis historias del detective más famoso de la literatura y su amigo Watson.

 

The secret garden
Autor: Frances H. Burnett. Mary vive con su tío en una gran casa llena de jardines. Un día, ella encuentra uno escondido entre los arbustos.

 

The warden 
Autor: Anthony Tropolle. EL primer libro de la serie de seis novelas escritas por este autor inglés de la época victoriana.

 

Benjamin Button
Autor: F.Scott Fitzgerald. La historia de un hombre que nace viejo físicamente y durante su crecimiento rejuvenece.

 

Little women 
Autor: Louisa May Alcott. Un libro que también tiene su película. Verla y luego leerlo puede ayudar en su contexto.

 

Round the world in 80 days 
Autor: Julio Verne. Publicado de manera integral en 1873, cuenta la historia de Phileas Fogg y su globo aerostático.

 

Fuente: elcolombiano.com

¡Comparte!

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en G+