¿Cómo potenciar las Inteligencias Múltiples?

Comúnmente se llama inteligentes a las personas que obtienen buenos resultados académicos. Pero, si no sobresalen ¿no son inteligentes? ¿Crees que tú lo eres?

 

El enfoque de las inteligencias múltiples del psicólogo e investigador Howard Gardner postula la existencia de 8 tipos de inteligencia diferentes, las cuales están entrelazadas trabajando de forma compleja en nuestra mente.

 

¿Se te daba bien el lenguaje en la escuela pero no las matemáticas? ¿No te gustaba estudiar pero eras bueno en los deportes? Con esta teoría de las inteligencias múltiples encontramos la respuesta pues… ¡Hay muchas formas de ser inteligente!

 

Gardner afirma que todas las personas poseemos todos los tipos de inteligencia y podemos desarrollarlos para adquirir nuevos niveles de competencias. Algunos tenemos unas inteligencias más desarrolladas que otras, pero lo que está claro es que no todas se ven reflejadas en las calificaciones de la escuela. Todos tenemos habilidades y talentos, pero a veces no son tomados en cuenta.

 

¿Tienes hijos y quieres que desarrollen su potencialidad? ¿Eres maestro y deseas que tus alumnos se desenvuelven mejor en sus aprendizajes?

 

Cómo potenciar y fortalecer los diferentes tipos de inteligencias

 

1. Inteligencia lingüística-verbal. Es la capacidad de pensar en palabras y de utilizar el lenguaje para comprender, expresar y apreciar significados complejos. Un buen ejemplo para este caso es el poeta y escritor William Shakespeare.

 

Cómo fortalecerla y desarrollarla: con libros de lectura, diferentes materiales para escribir, periódicos y revistas, crucigramas y grabadoras de voz.

 

2. Inteligencia lógica-matemática. Esta capacidad incluye cálculos, pensamiento numérico, resolución de problemas, aplicación de la lógica, comprensión de conceptos abstractos y razonamiento y comprensión de relaciones. Muy buen ejemplo de esta inteligencia es el conocido científico Albert Einstein.

 

Cómo fortalecerla y desarrollarla: con el uso de juegos de lógica, juegos de manejo de dinero, calculadoras, relojes, ábacos, juegos con signos matemáticos, reglas y compás.

 

3. Inteligencia visual-espacial.Comprende habilidades como el reconocimiento y elaboración de imágenes visuales, creación y manejo de imágenes mentales y razonamiento acerca del espacio. Un buen arquitecto es un claro ejemplo de esta inteligencia.

 

Cómo fortalecerla y desarrollarla: con rompecabezas, brújulas, mapas, juegos de lego, plantillas para hacer letras o diseños, cámaras fotográficas y de vídeo, microscopio, telescopio y laberintos.

 

4. Inteligencia corporal-cinética o kinestésica.Destaca por la realización de acciones motrices y se trata de la habilidad para utilizar nuestro propio cuerpo. El deportista Michael Jordan o un acróbata de circo son buenos ejemplos. 

 

Cómo fortalecerla y desarrollarla: con herramientas de trabajos manuales, pastas de moldear, objetos para lanzar, títeres o utilizando equipo de gimnasia o danza.

 

5. Inteligencia musical. Comprende la habilidad para comunicar a través de la música en lo que se refiere a composiciones y a ejecución. Claros ejemplos son músicos como los grandes compositores Mozart o Beethoven.

 

Cómo fortalecerla y desarrollarla: con instrumentos musicales, grabaciones, radio, cantando o silbando.

 

6. Inteligencia naturalista.Competencia para percibir las relaciones que existen entre varias especies o grupos de objetos y personas. Los biólogos o los astrónomos son ejemplos para este caso.

 

Cómo fortalecerla y desarrollarla: con el uso de terrarios, acuarios, lupa, microscopio, cuidando mascotas o usando equipos de jardinería.

 

7. Inteligencia interpersonal.Nos permite entender a los demás, basándose en la empatía y la capacidad de manejar las relaciones. Ejemplos claros de esta inteligencia son la Madre Teresa de Calcuta y Mahatma Gandhi.

 

Cómo fortalecerla y desarrollarla: relacionándose activamente con otros, compartiendo juguetes y juegos, como participante en actividades comunitarias o trabajando de forma grupal.

 

8. Inteligencia intrapersonal.Capacidad de comprendernos a nosotros mismos y a otras personas. El físico y científico Stephen Hawking suele ser un ejemplo de este tipo de inteligencia.

 

Cómo fortalecerla y desarrollarla: analizando las fortalezas y debilidades propias, trabajando y estudiando solo, permitiéndose avanzar al propio ritmo o expresando con decisión nuestras ideas.

 

9. Inteligencia emocional.Habilidad para percibir y expresar correctamente las emociones, adaptándonos y facilitandonos el pensamiento y la regulación de las emociones en uno mismo y en los demás.

 

¿Pero no eran 8 las inteligencias? El psicólogo Daniel Goleman propuso la existencia de esta novena inteligencia que tanto nos sirve en la vida diaria, pues son estas habilidades emocionales y sociales las responsables de nuestra estabilidad emocional y mental.

 

Esta teoría de las inteligencias múltiples no es nada nuevo, ya que se plantea por primera vez en 1983. A día de hoy las líneas de investigación sobre el tema la afianzan, e incluso se postulan nuevos tipos de inteligencia además de los iniciales, que son los que ya hemos visto arriba. Pero, aunque ya han pasado más de 30 años desde estos comienzos, ¡nos queda mucho por aprender!

 

Tradicionalmente, las escuelas han enfatizado el desarrollo de la inteligencia lógica-matemática y verbal-lingüística, con la lectura y escritura como eje central, sin tomar en cuenta otras áreas en las que el niño pueda sobresalir.

 

Así también, los exámenes para determinar el coeficiente intelectual se han enfocado en su mayoría en estas dos inteligencias. El nivel de inteligencia no debe evaluarse solamente en base a eso, puesto que sabemos que el desarrollo de una persona engloba mucho más.

 

Las inteligencias múltiples se relacionan unas con otras y, como hemos visto, el desarrollo de las mismas se encuentra en las actividades de la vida diaria, por lo que promoviendo los entornos y situaciones adecuados se pueden potenciar varias de ellas, incluso todas a la vez.

 

Darnos cuenta de cuáles son las habilidades de nuestros niños y potenciarlas puede ser la clave de su éxito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *