Las habilidades sociales en los niños

habilidades sociales en los niños

 

 

Hacer que los niños desarrollen habilidades sociales los prepara para tener muchísimas interacciones más saludables en todos los aspectos de su vida. Las habilidades sociales son una parte integral de desenvolverse en la sociedad.

 

Demostrar buenos modales, comunicarse efectivamente con las personas, ser considerado con los sentimientos de las personas y expresar necesidades personales son componentes importantes de las habilidades sociales sólidas. Ayudar a los niños a desarrollar estas habilidades importantes requiere de una serie diferente de estrategias en cada etapa de su desarrollo.

 

Cómo potenciar las habilidades sociales en los niños

 

Para que el desarrollo de un niño sea completo, es importante que sea capaz de desarrollar sus aptitudes sociales. De ello dependerá, en gran medida, su capacidad para involucrarse en proyectos y formar parte activa de la sociedad cuando sea adulto o incluso antes.

 

Las habilidades sociales son el conjunto de conductas que se necesitan para poder relacionarse de un modo efectivo con la gente que nos rodea, mutua y satisfactoriamente.

 

Es decir, que una habilidad social es algo que puede observarse, evaluarse y hasta modificarse si fuese necesario. No se trata de algo con lo que nacemos, y es por ello que las habilidades sociales en niños no suelen hacerse latentes si no se cultivan.

 

Problemas cuando se carece de las habilidades sociales básicas

 

Cuando no se conoce bien cuáles son las habilidades sociales que se deben trabajar y poner en práctica, los niños pueden sufrir y experimentar una baja autoestima, sensaciones de frustración, problemas de adaptación o agresividad, entre otros, lo que podría derivar a largo plazo incluso en problemas psicológicos. 

 

Ejemplos de habilidades sociales

 

Hay algunos tipos de habilidades sociales básicas, las cuales deben fomentarse desde que el niño nace. Cuando estas están presentes, es mucho más sencillo saber cuáles son las habilidades sociales más fuertes:

 

• Sonreír a los demás.

 

• Saludar y presentarse. Una habilidad social que servirá para establecer otras nuevas.

 

• Colaborar haciendo favores sin esperar una recompensa a cambio.

 

• Mostrar amabilidad con las personas del entorno.

 

Estos son tan solo algunos ejemplos de habilidades sociales fundamentales:

 

Cuando se cuenta con estas aptitudes sociales, los niños tienen mucha más facilidad para hacer amigos, establecer relaciones cordiales con sus compañeros de clase, sus profesores y los miembros de su familia. Además, las habilidades sociales para niños les ayudan a mejorar su capacidad de concentración, ya que tienen mayor autoestima y confianza en sí mismos, lo cual les será útil a la hora de aprender.

 

Materiales para potenciar las habilidades sociales

 

Con el fin de mejorar las habilidades sociales en niños existen algunas herramientas útiles. Por ejemplo, hay libros que enseñan a modo de cuento como se entablan relaciones, se piden las cosas o se tiene una conversación.

 

Las dinámicas también pueden ser muy útiles para potenciar las capacidades sociales. Tanto en la escuela como en casa se pueden hacer algunos ejercicios con supuestos que medirán las reacciones y la conducta, y de este modo corregir aquellas áreas en las que sea necesario hacerlo.

 

Tanto padres como educadores deben tener muy claro que las aptitudes sociales que se enseñen a los niños desde pequeños pueden llegar a condicionar su vida de adultos. Por ello es vital trabajar en las habilidades sociales para niños.

 

Para conocer actividades para desarrollar estas habilidades, haz clic aquí.

 

Fuente: webdelmaestrocmf.com

 
 

 

¡Solicita nuestros servicios!

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter