10 Claves para entender la metodología Clase Invertida

¿Qué es una clase invertida?

 

1. DefiniciónClase Invertida –Flipped Classroom- aparece en www.theflippedclassroom.escon la siguiente definición: 

 

“Modelo pedagógico que transfiere determinados procesos fuera del aula y utiliza el tiempo de clase, juntamente con la experiencia docente, para facilitar y potenciar procesos de adquisición y práctica de conocimientos dentro del aula.”

 

Luego de leer esta definición podemos entender que para este 2021 uno de los modelos de clases más adecuados para estos tiempos es el de clase invertida.  Los estudiantes ahora están presentes de manera remota en aulas virtuales. Hay tiempos de sesiones sincrónicas y asincrónicas que permiten llevar a cabo este modelo. ¿Cómo se hace una clase invertida? Vamos a descubrirlo.

 

Este modelo está, sin duda, planteando un cambio sustancial del papel imprescindible del docente tanto dentro como fuera del aula, así como la transformación del tiempo y del espacio en esa aula virtual en la que los alumnos parten desde el inicio de una sesión con unos conocimientos previos.

 

2. Metodología. Por encima de todo, el modelo Flipped o clase invertida es una modelo metodológico en el que el papel de la escuela, del docente y del alumno se transforman para dar cabida a una nueva manera de concebir el aprendizaje tanto dentro como fuera del aula. No es posible un nuevo aprendizaje sin un nuevo método. 

 

3. Docente. El papel del docente adquiere una relevancia trascendental y a la vez revolucionaria. Se puede pensar que, con la incorporación de las Nuevas Tecnologías en el aula, la función del docente queda relegada a un segundo plano, pero no es así en absoluto. El docente se sirve de esas herramientas para ser mejor docente, para enseñar desde la creatividad, el espíritu crítico y la resolución de problemas. El docente deja de ser un sabio en el aula para transformarse en un orientador, en un facilitador de conocimiento y aprendizaje significativo y constructivista.

 

4. Alumno. Otro factor determinante del modelo Flipped Classroom es el rol que adquiere el alumno dentro y fuera del aula. Una de las grandes ventajas del modelo Flipped es que el alumno, al entrar en el aula, ya parte de unos conocimientos previos que ha adquirido fuera del aula con la ayuda de las Nuevas Tecnologías. Esto supone un cambio trascendental porque implica una superación del modelo pasivo del alumno en el aula, de la escucha pasiva donde sólo hay una persona que puede enseñar, y que no es otra que el docente. Con esta metodología el alumno es quien se convierte en el verdadero protagonista de su propio aprendizaje. 

 

5. TecnologíaLa tecnología es una herramienta, no un aprendizaje. Esta cita sacada del libro The Flipped Classroom: Cómo convertir la escuela en un espacio de aprendizaje, es clave para dejar claro que la tecnología no se ve como un sustitutivo, sino que se trata del mejor acompañante posible con el que puede contar el docente y el alumno para llevar a cabo los procesos de enseñanza-aprendizaje que sean pertinentes. Es fundamental entender que la tecnología simplemente facilita los aprendizajes, pero son los alumnos y el docente los que lo hacen posible. La tecnología acompaña, no sustituye.

 

6. Cooperación. Otra de las grandes ventajas del modelo Flipped es que permite transformar el espacio del aula en un lugar para la cooperación entre alumnos. Personalmente creo que el futuro de la educación pasa no sólo por servirnos de la mejor manera de las Nuevas Tecnologías, sino aprender desde la cooperación, desde la ayuda mutua a partir del consenso y la resolución de problemas. 

 

7. Inclusión. La transformación del tiempo y el espacio en el aula ha permitido que el rol del docente y del alumno hayan cambiado. Y ese cambio o transformación ha permitido que el docente goce de un tiempo extraordinariamente valioso para centrarse en aquellos alumnos con dificultades de aprendizaje. El modelo Flipped parte de la importancia de la autonomía del alumno. Junto a esa importancia está el hecho de que son los propios alumnos los que aprenden entre sí guiados por el docente. Esto ha hecho que el docente haya liberado tiempo en el aula, un tiempo que puede dedicar a los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE).

 

8. Familia. Otro factor clave en la metodología Flipped es el papel que adquieren las familias en los procesos de enseñanza-aprendizaje. ¿Por qué? Pues porque al darse el aprendizaje fuera del aula, la intervención de las familias cambia de forma significativa porque tienen la posibilidad de participar de una manera mucho más activa en dicho proceso de aprendizaje.

 

9. Tarea. Otro aspecto que me gustaría destacar es la diferencia entre deberes y tareas que propone el modelo Flipped Classroom. En el modelo tradicional de escuela, y digo tradicional sin que por ello tenga una connotación negativa, el modelo sigue el siguiente patrón:

Con el modelo Flipped lo que se intenta es ir un paso más allá de la mecanización y repetición de los deberes y sustituirlos por tareas que supongan un reto para los alumnos y les haga a su vez competentes digitalmente. Pero, cuidado, Flipped classroom no es ver vídeos online sin ton ni son, sino que hay una planificación, un control y seguimiento para que el aprendizaje de los alumnos fuera del aula sea lo más efectivo posible. Este vendría a ser el modelo propuesto por la metodología Flipped:

10. Evaluación. Sin renunciar a la evaluación tradicional que todos conocemos, el modelo Flipped propone evaluar mediante el uso de rúbricas. Pero, ¿por qué una rúbrica? Pues porque la rúbrica se concibe como la mejor manera para juzgar de forma objetiva el trabajo cualitativo de un alumno, porque docente y alumno saben en todo momento qué se va a evaluar incluso antes de iniciar la actividad.

 

En resumen ¿Qué se consigue con el método Flipped Classroom o clase invertida? 

 

  • La discusión parte de alumno-alumno y no de profesor-alumno.

 

  • Se potencia el pensamiento crítico.

 

  • Se trabaja mediante el aprendizaje cooperativo.

 

  • El contenido se centra en un contexto real.

 

  • El desafío intelectual parte de los propios alumnos.

 

  • Se insiste en un modelo de aprendizaje dirigido (tutorización).

 

  • El profesor se convierte en un facilitador del conocimiento.

 

  • Se da mucha importancia a la participación activa de cara a la resolución de problemas.

 

  • Los alumnos pasan de ser oyentes pasivos a aprendices activos.

 

Fuente: http://justificaturespuesta.com/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *