Formación y preparación Saber PRO

¿Cómo hemos diseñado nuestra preparación para las pruebas Saber Pro y Saber TyT?

Entendemos la evaluación como un proceso que aporta al aprendizaje. Al Aseguramiento del Aprendizaje.

 

En este sentido, no se debe pensar en una simple preparación para las pruebas Saber PRO y TyT, se debe ir más allá, aprovechando los resultados obtenidos para proponer Resultados de Aprendizaje que aporten al desarrollo de competencias genéricas y específicas.

 

¿Cuál es el Aporte Relativo y el Valor Agregado generado por la universidad en sus estudiantes? Esta es una de las preguntas que la universidad puede responderse gracias a sus procesos de evaluación. Y es una pregunta que ayudamos a responder.

 

En ESE aportamos a estos procesos aplicando pruebas de admisión, y de control en los primeros semestres, que van a medir el estado de competencias actuales de orden cognitivo, su alcance y mejora en el tiempo.

 

Posteriormente aplicamos pruebas en el cuarto o quinto semestre que ayudan a generar estudios de orden longitudinal, planteando hipótesis: “si los estudiantes presentaran la prueba real ya, ¿cuál sería su puntaje? ¿cuál sería su alcance de competencias?”

 

Estas pruebas “intermedias” nos sirven para tomar decisiones de mediano plazo, ya que al aplicar una prueba en los últimos semestres un par de meses antes de la prueba real, no se puede garantizar un proceso de formación coherente y sistemático.

 

En cambio, al obtener estos resultados, dos o tres semestres antes de la prueba, se pueden tomar decisiones gracias a datos sólidos; con la ventaja de tener comparativas gracias a la data obtenida desde el primer semestre.

 

Por esto ofertamos formaciones a docentes en:

Diseño de ResultadosDeAprendizaje  

Construcción de Ítems

Diseño de Rúbricas

Para que semestre a semestre y de manera natural, los procesos de mejora se evidencien en el tiempo. Corto, mediano y largo plazo.

 

Las cuestiones que ponemos en relieve y ayudamos a resolver son:
¿Cómo aportan los Resultados de aprendizaje al desarrollo de las competencias? ¿cómo se pueden usar las rúbricas para construir un modelo que va aumentando su exigencia entre el primer y último semestre?

 

Para esta última pregunta, y para ejemplificar mejor, observemos en los resultados Saber PRO 2021 ICFES. Llama mucho la atención que en Colombia el 18% de los estudiantes se ubiquen en nivel 1 y el 41% en nivel 2. Lo que significa que el 59% de los estudiantes no escriben con un mínimo nivel deseable cuando están terminando su pregrado.

 

Porcentaje de estudiantes por niveles de desempeño en Comunicación escrita 2021

 

Nivel 1

Nivel 2

Nivel 3

Nivel 4

Colombia

18% 

41% 

36% 

6% 

Como lo muestra la gráfica, las pruebas se califican en una escala de 1 a 4. Siendo los niveles tres y cuatro los niveles deseables.

 

¿Cómo se explica que un estudiante de pregrado durante 5 años tenga que escribir cada semestre miles de página y sus resultados sean tan bajos? ¿Por qué razón, a pesar de tener esta evidencia, es posible que obtengan un título profesional?

 

Algunos opiniones expresan que esos resultados pueden no ser tan exactos y que en la prueba los estudiantes no responden a conciencia, se infiere entonces que pueden escribir mejor. El gremio empresarial,  al igual que diversos estudios  no opinan lo mismo, la mayoría se quejan y evidencian los bajos niveles de escritura. OCDE 2012, Arbeláez 2017,  PISA 2021.

 

Si los resultados de los estudiantes en Comunicación Escrita son bajos, es porque desde el campo académico no se les ha exigido los suficiente para mejorar su escritura y además, no se tiene un completo sistema de evaluación que defina con que calidad se debe escribir en cada semestre. Esto lo hemos analizado en muchas de las universidades del país, y hemos realizado procesos de mejora que ayuden desde las rúbricas, a mejorar los niveles de exigencia. De esta forma un docente que dicta dos cursos de cualquier asignatura y programa, uno en primer semestre y otro en sexto semestre, tiene unos criterios claros basados en rúbricas que le permitan evaluar objetivamente. Y señalamos en negrilla, “cualquier asignatura”, ya que es un proceso ineludible para el docente. La respuesta  “como docente de x o y asignatura, no es mi obligación enseñarles a leer o a escribir” es bastante ingenua desde esta perspectiva.

 

Por esto aportamos desde el diseño de rúbricas, instrumentos de evaluación y resultados de aprendizaje, proponiendo un sistema completo de Evaluación Para El Aprendizaje y Aseguramiento del Aprendizaje.

 

Generalmente las IES aplican instrumentos de evaluación a estudiantes que ya tienen el 75% de créditos aprobados y se encuentran inscritos en la prueba real, con la finalidad de hacer predicciones sobre los resultados, medir la consistencia de los instrumentos y tomar decisiones de corto plazo, que si bien funcionan para casos concretos, no deben ser el centro de la acción de mejora.

 

Por ello nuestro objetivo es aplicar pruebas de alta calidad, con criterios de confiabilidad y validez en competencias genéricas y específicas a estudiantes en diferentes momentos del programa; para generar informes comparativos y estudios longitudinales de alcance de competencias. Proponiendo acciones de mejora curriculares, formativas y de medición.

 

Los invitamos a estar pendientes de nuestro análisis de los resultados de las pruebas 2021, estos resultados son un insumo valioso para que las IES realicen sus planes de acción de acuerdo a sus objetivos. Así mismo si es de su interés analizar de forma profunda estos resultados (los de su IES), pueden contactarnos al correo: [email protected]

 

Creemos en la educación como la mejor herramienta, la más útil. Nos mueve el aprendizaje.

 

Escrito por: Eduardo Montoya Castañeda – Director general ESE – Latam.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *