¿Cómo mejorar los resultados en las Pruebas Saber PRO en las universidades?

Queremos compartir este resumen de acciones prácticas que hacen parte de una investigación que hemos realizado como empresa durante más de 10 años. Dicha investigación pronto la vamos a publicar. Este resumen busca responder a la pregunta:

 

¿Cómo mejorar los resultados en las Pruebas Saber PRO y Saber TyT?

 

En esta investigación hemos conocido como docentes, como consultores y como empresa un resumen de acciones que vienen desarrollando en toda Colombia más de 100 universidades con las que venimos trabajando. Esas acciones tienen como objetivo central la mejora de resultados en las Pruebas Saber PRO y Saber TyT.

 

En palabras más amplias, buscan generar una Evaluación Para el Aprendizaje  ya que nuestra postura como empresa es mejorar, pensando no solo en las Pruebas Saber PRO y TyT y sus resultados, sino en un modelo y propuesta de corto, mediano y largo plazo, que asegure el aprendizaje, que asegure la calidad y que asegure el alcance de competencias desde un horizonte de Resultados del Aprendizaje.

 

Aclaramos que algunas de esas prácticas se asemejan a las implementadas en un Pre ICFES, y la mayoría van más allá buscando integrar diversas estrategias en el mediano y largo plazo, respetando los contextos de cada prueba y las necesidades de cada Institución.

  

Saber 11º y Saber PRO ¿Cómo mejorar los resultados?

 

Si bien para las Pruebas Saber 11º existe un número relativamente alto de investigaciones y artículos académicos que exploran el cómo mejorar los resultados, para Saber PRO, es el caso contrario. Esto se debe, en parte, a que la primera es una prueba que se viene aplicando hace 50 años en Colombia. Para el caso de Saber PRO (antes ECAES) se viene aplicando desde el 2003 y Saber TyT desde el 2016. Y en otra parte, a que las empresas que en Colombia tienen en sus portafolios la promesa de venta del producto o del servicio para mejorar los resultados, no invierten recursos ni tiempo en investigación académica. 

 

Sobre estas investigaciones resaltamos las publicadas por el ICFES: “durante el periodo 2010-2019 se han financiado un total de 95 propuestas de investigación, de las cuales 39 corresponden a estudiantes de posgrado y 56 a grupos de investigación” ICFES 2019. De los resultados de esas investigaciones publicadas solo 6 se relacionan parcialmente con los Pre ICFES o Pre Saber, y para las Pruebas Saber TyT y Saber PRO solo una de esas investigaciones lo aborda de forma general.

 

En este contexto esperamos que este aporte sea valioso para todos los interesados.

 

Resumen de buenas prácticas para la mejora de resultados Saber PRO y Saber TyT

 

A continuación, señalamos un resumen de esas prácticas, divididas temporalmente desde su implementación en el corto, mediano o largo plazo.

 

Las hemos ubicado así, definiendo:

 

  • Corto plazo: implementación inmediata, nulas barreras de tiempo y sin implicaciones de ley. No afectan políticas internas.
  • Mediano plazo: barreras de construcción para su aplicación inmediata, es necesario la implementación en un mediano plazo (planear y aplicar); afectan las políticas internas parcialmente.
  • Largo plazo: barreras de ley, cambios estructurales en los syllabus y apuestas institucionales que afectan las políticas internas.

 

Mejora de resultados en el corto plazo:

 

  • Talleres (de familiarización con la prueba, se trabajan ejercicios de lectura y hábitos de estudio).
  • Aplicación de simulacros genéricos y específicos tipo Saber por un ente externo. Decimos ente externo ya que construir un simulacro de calidad en el corto plazo no es posible.
  • Socialización con estudiantes que han reportado casos de éxito para que los expongan y compartan como lograron buenos puntajes.
  • Desarrollo de campañas de sensibilización explicando la importancia de cada uno de los módulos y su importancia para diversos escenarios personales y profesionales, examen para la vida y el ejercicio profesional.

 

Mejora de resultados en el mediano plazo:

 

  • Socializar resultados docentes y directivas para la toma de decisiones en semestres próximos.
  • Hacer talleres grupales con base en los resultados más bajos (agruparlos en niveles de desempeño de 1 a 4, tal como se agrupan en las pruebas reales, y trabajar por competencias con base en esos agrupamientos).
  • Hacer eventos o concursos durante el año para premiar a los mejores estudiantes.
  • Inscripción de docentes seleccionados para presentación real de las pruebas Saber TyT y Saber Procon la finalidad de que conozcan y se actualicen en las características de las pruebas.
  • Talleres de escritura de cara a la presentación técnica de la Prueba de Comunicación Escrita y otros modelos de presentación de trabajos escritos.
  • Talleres obligatorios para quienes obtienen los puntajes más bajos.
  • Creación y validación de pruebas simulacros internamente.

 

Mejora de resultados en el largo plazo:

 

  • Creación y sistematización de Evidencias en el marco de las materias para trabajo interdisciplinar y transversal de Saber PRO y Saber TyT.
  • Motivación a los estudiantes con plan de estímulos (incentivar por medio de campañas, importancia de la prueba, condonación parcial o total de derechos de grados, becas parciales o totales para continuar sus estudios).
  • Cursos transversales Saber PRO para aportar al desarrollo interdisciplinar y transversal de las competencias y evidencias que se deben alcanzar.
  • Materias y cátedras Saber PRO que están compuestas por elementos relacionados con los módulos genéricos y específicos, y que se trabajan centradas en las exigencias de la Prueba real.
  • Construcción de cursos Saber PRO virtuales de alta calidad.
  • Formar a los docentes nuevos y antiguos en los módulos y estrategias de capacitación con conocimiento general de las pruebas Saber PRO, esto como parte del plan de inducción o seguimiento al desarrollo de las competencias en cada semestre.
  • Incluir la obligatoriedad de presentar pruebas, simulacros u obtener puntajes mínimos.
  • Definir puntajes mínimos para definir quienes se gradúan y quiénes no partiendo de los resultados en la Prueba real.
  • Implementación de Pruebas internas bajo el modelo Saber PRO que usa el DCE. Esto mediado por el reglamento.
  • Ajustar la política de presentación de la Prueba real de Saber PRO buscando que el número de créditos aprobados sea mayor en los estudiantes antes de presentar la prueba real. Así el dominio de conocimientos, habilidades y competencias puede ser mayor.
  • Incluir una nota en las materias de acuerdo a los resultados, tanto en los simulacros como en la prueba real, esto en determinados módulos.

 

 ¿Deseas que te ayudemos a implementar estas estrategias de mejora de resultados en tu institución de educación superior?

 

 ¡Cuenta con nosotros! Somos la empresa líder en el país.  Contáctanos

¿Ya conoces nuestros cursos?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat